La búsqueda de la Felicidad. La búsqueda de sentido

Ps.Amilkar A. Brunal

La verdadera profesión del hombre, es encontrar el camino hacia Sí mismo”.

Herman Hesse

 

La búsqueda de la felicidad, o la búsqueda de sentido en la vida, es seguramente el propósito fundamental de la mayoría de los seres humanos desde que la humanidad existe y por lo tanto implica intrínsecamente una búsqueda de sí mismo.

Cuadro 1. Dimensiones existenciales ( Basado en Teoría del Desarrollo a Escala Humana, Manfred Max-Neef)

Algunas personas encuentran su felicidad o sentido de vida mediante las cosas que Tienen como recursos humanos y económicos entendidos como potencialidades. No solamente incluye  recursos financieros, sino también títulos académicos (objetos transicionales), cargos y/o reconocimientos sociales que les permiten desempeñar determinados roles sociales.

Otros buscan el sentido a su vida mediante lo que Hacen, vale decir su capacidad de transformación de las circunstancias con los recursos o potencialidades que han podido acumular con el esfuerzo de muchos años. Sus profesiones, ocupaciones o el simple quehacer cotidiano,  pueden darles sentido a sus existencias (por lo menos durante un tiempo) aunque ello no haya sido producto de sus propias decisiones como es el caso de algunas personas que no escogieron una ocupación, si no que afirman que fue esa ocupación quién los escogió a ellos; tal es el caso de Maite Hontelé[2] destacada trompetista holandesa especializada en “Son”, quién en alguna entrevista afirma que se le asignó este instrumento  en el colegio donde estudiaba y ella “simplemente” lo acogió desde ese momento.

Otros casos como el de Gabriel García Márquez a quién su padre le había enviado a Bogotá con el propósito de que se formara como abogado, termina siendo la historia de quién tenía que ser en el campo  de la literatura universal. El que-hacer cotidiano o profesional, suele llenar a algunas personas de sentido en la vida por la satisfacción intrínseca del rol social también asociado a un status y el servicio a la comunidad.

Pero también es necesario comprender la necesidad existencial de trascendencia que en  algunas ocasiones, impulsa a las personas a cambiar su trayectoria de vida en busca de una mayor realización o satisfacción personal. De tal manera que en determinados momentos transicionales las preguntas existenciales cobran relevancia:

Tabla 1.  Matriz preguntas existenciales

  HACER TENER [ESTAR/

PERTENECER]

 

 

DEBER

¿Qué debo hacer? ¿Qué debo Tener? ·         ¿Dónde debo estar (vivir)?

·         ¿A dónde debo pertenecer?

·         ¿Con quién(es) debo estar?

Quién Debo  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   SER

 

 

 

QUERER

¿Qué quiero hacer? ¿Qué quiero Tener? ·         ¿Dónde quiero estar (vivir)?

·         ¿A dónde quiero pertenecer?

·         ¿Con quién(es) quiero estar?

Quién quiero
 

 

 

PODER

¿Qué puedo hacer? ¿Qué puedo Tener? ·         ¿Dónde puedo estar (vivir)?

·         ¿A dónde puedo pertenecer?

·         ¿Con quién(es) puedo estar?

Quién Puedo

La movilidad geofísica es sin lugar a dudas un elemento fundamental en la búsqueda de encontrase a sí mismo:

¿Dónde [debo/quiero/Puedo] vivir?

 

El [Estar-Pertenecer] en un grupo social, o convivir con un pequeño grupo de pertenencia(Familia, amigos, compañeros, pareja),puede generar también ese tan anhelado sentido de vida o felicidad, y se constituye en el principal factor para la búsqueda de sentido aunque cada vez sea más frecuente en las sociedades contemporáneas las reconfiguraciones familiares y de pareja:

¿Con quién(es) /debo/quiero/puedo estar?

Pero dicha búsqueda de sentido, obviamente No se produce en el vacío, de hecho se produce en medio del conflicto existencial entre el [“Deber SER” moral impuesto (determinismo social) o las formas de actuar  socialmente aceptadas (Lo que los demás quieren) y el “Querer Ser”], Lo que deseamos (Auto-determinismo). De manera simultánea este conflicto existencial expresado en  el estilo o modo de “Hacer” o actuar social (según la teoría de Kohlberg) constituye un panorama moral para la construcción de proyectos de vida que van desde lo [“Sub-Convencional”(Brunal,2012) expresado como acciones independientes de  los convencionalismos  legales y/o  sociales, con base en los intereses economicistas personales, independiente de las exigencias morales de la sociedad (incluyendo proyectos de vida ilegales o extralegales); hasta lo Post-convencional] con expresiones de tipo altruista, pasando por un punto intermedio: [Convencional]

¿Cómo [debo/quiero/puedo] construir mis proyectos de Vida?

 

 

Tabla 2.Determinismo Social y Desarrollo Moral (Basado en la Teoría del Desarrollo Moral de L. Kohlberg)

  ALTRUISMO/IDEALISMO
  AUTODETERMINISMO   

(Querer Ser )

DETERMINISMO SOCIAL

(Deber Ser)

NIVEL

POST-CONVENCIONAL

Estadio 6. Principios éticos universales

.

Estadio 5. Normas sociales y pre-sociales.
NIVEL CONVENCIONAL Estadio 4. Sistema Social.
Estadio 3. Perspectivas interpersonales mutuas.
NIVEL PRE-CONVENCIONAL Estadio 2.  Individualismo.

Seguir los intereses propios y reconocer los intereses de los demás.

Estadio 1. Moral Heterónoma. Se hacer  el bien para evitar el castigo que pueden otorgar las autoridades que tienen poder
NIVEL SUB-CONVENCIONAL

(Brunal,2012)

 

Estadio 0.  Sub-Convencional

No se actúa con base en los convencionalismos morales,  legales y/o  sociales, sino con base en los intereses economicistas personales, de manera  independiente de las exigencias morales de la sociedad.

   

EGOCENTRISMO/NIHILISMO

El papel de los sueños en la búsqueda de la felicidad

Los sueños se constituyen en la motivación cotidiana para el esfuerzo y la autorrealización de los proyectos de vida:

“No sueñes pequeños sueños porque no tienen el poder de mover el corazón de los hombres.”

Johann Wolfgang von Goethe.

Construir o replantear proyectos de vida implica un ejercicio de   relación costo-beneficio (economía conductual), en medio de un margen de incertidumbre  en el alcance de los logros propuestos. Generalmente y (casi de manera ideal) el sentido de vida o felicidad se encuentra en la confluencia de estos tres grandes factores: Tener (recursos potenciales humanos y económicos), Hacer y [Estar – Pertenecer].

Construir el modo de “Ser” que deseamos, implica Tener, hacer y [Estar-Pertenecer][3]:

 

Tener u obtener los recursos necesarios  de manera ética  para Hacer lo que deseamos con la restricciones morales del contexto para poder compartir la vida con las personas con las que queremos convivir por lo menos por un tiempo determinado.

Cambiar lo que hacemos, a pesar de lo costoso que pueda ser es generalmente viable y se puede asumir de manera programada, pero cambiar las circunstancias que tenemos (recursos potenciales) es generalmente más costoso y demorado en términos de vida útil sobre todo cuando atendemos a los parámetros morales[desde lo convencional hasta lo post-convencional]. Cambiar las relaciones significativas que podemos tener es definitivamente muchos más difícil y costoso.

“Yo soy Yo y mis circunstancias” Ortega y Gasett

 

La búsqueda interminable de la felicidad entendida como la continua e interminable caminata hacia el horizonte o la “olla llena de oro  al final del arco Iris”, puede representar un gran vacío existencial lleno de frustraciones en tanto  nunca es suficiente lo que se tiene, nunca será satisfactorio lo que se hace y nunca los otros serán lo que esperamos de ellos. Surgen entonces varias preguntas:

SER

Sentido,

[Estar-Pertenecer]
·         ¿Qué cambios necesito hacer  en mis circunstancias(tener, hacer, Estar)  para poder alcanzar mis sueños y que costos implican estos cambios.

·         ¿Necesito realizar modificaciones cognitivas o intrapsiquicas, es decir mis visiones o “Cosmovisiones”  frente  a la vida? (Existencialismo, hedonismo, altruismo, Nihilismo, etc)

·         Ámbitos de creación, re-creación, aprendizaje, Investigación, improvisación, relajación, reflexión.
TENER(Recursos potenciales, humanos y económicos) HACER
·         Objetos transicionales

·         Recursos económicos

·         Eventos Transicionales

Trayectorias de Vida

[Estudio-Trabajo-Estudio]

Las Cosmovisiones

La forma que tenemos de ver la vida, la perspectiva filosófica obviamente determina los proyectos de vida que podamos construir y cómo podamos hacerlo. Podemos decir que existen proyecto de vida altruistas u optimistas orientados hacia nobles ideales, mientras otros expresan un tinte nihilista, o con otras características no orientadas al logro tales como podrían ser los proyectos hedonistas, orientados al  placer o al bienestar ) o deterministas orientadas (al deber).

  ALTRUISMO/IDEALISMO  
 

HEDONISMO

 

 

 

 

 

DETERMINISMO

  EGOCENTRISMO/NIHILISMO  

En los siguientes resultados parciales(N:28)de una encuesta[4] no estandarizada aplicada a población mixta adulta de nivel post secundario  en Bogotá en 2015, se resalta en un 86% una actitud “existencialista  frente a la vida entendida como una actitud proactiva hacia la construcción de proyectos de vida.

Tabla 3. Resultados parciales Encuesta: Forma de ver la vida

El existencialismo defiende que el individuo es libre y totalmente responsable de sus actos. Esto incita en el ser humano la creación de una ética de la responsabilidad individual 25 86.2%
DETERMINISMO. la sociedad no mide el valor de las personas en función de sus ideas, pensamientos o logros personales sino que por su nivel social, siendo entonces imposible escalar en la sociedad 2 6.9%
El hedonismo es la doctrina filosófica basada en la búsqueda del placer y la supresión del dolor y de las angustias, como objetivo o razón de ser de la vida. 1 3.4%
El nihilismo existencial, sostiene que la vida carece de significado objetivo, propósito, o valor intrínseco 0 0%

[1] http://orientaciontransicional.blogspot.com/2016/11/la-busqueda-de-la-felicidad-la-busqueda_17.html

[2] Maite Hontelé. Disponible en https://nl.wikipedia.org/wiki/Maite_Hontel%C3%A9

[3] Dimensiones existenciales tomadas de la teoría del Desarrollo a Escala Humana de Manfred Max-Neef

[4] COSMOVISIONES. Encuesta disponible en https://goo.gl/3Z0ToF

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

LA INVESTIGACION SOCIAL Y PEDAGOGICA COMO PRAXIS DE LA ORIENTACION VOCACIONAL PROFESIONAL Y SOCIO-OCUPACIONAL 

 

“La Pregunta es El camino

Introducción

A partir no solamente de la necesidad instrumental de contribuir con la disminución de los altos porcentajes de deserción en la educación superior en los primeros semestres (50% aproximado en Colombia), lo cual indica entre otras cosas la urgente necesidad de programas de orientación “Vocacional/Profesional-Socio-ocupacional”, no solamente en el ámbito escolar, sino en los ámbitos de la educación superior y también en los ámbitos de injerencia en el mundo laboral; surge como alternativa, diseñar e implementar investigaciones de campo que produzcan como resultado, lineamientos para construir modelos, programas, enfoques y estrategias aplicables en los contextos escolares transicionales hacia la educación superior, con suficiente sustento teórico, reflexivo y práctico.

 

 

En el contexto cotidiano de la orientación Escolar y Vocacional, puede caerse fácilmente en por lo menos una de las trampas mencionadas por Finn T Hansen (psicologismo, moralismo e instrumentalismo): “El Instrumentalismo”[1] entendido desde el campo de la simple consejería intuitiva coloquial o desde el papel instrumental de la administración de agendas de conferencistas invitados, o el activismo didáctico carente de un sustento metodológico y conceptual sólido, alentando una imagen desdibujada del orientador, que dista mucho de la de un profesional de las ciencias humanas o sociales, las ciencias de la educación y las ciencias de la salud, que hace aportes significativos al ámbito escolar y como agente relevante enfocado a la realización de las necesidades académicas, socioafectivas y personales de los escolares.

 

 

Por estas y otras razones, este programa de Orientación Vocacional/Profesional “La Pregunta es El camino”, se  propone implementar la investigación social y pedagógica como praxis fundamental no solo para la Orientación Vocacional sino para todas las áreas de aplicación de la orientación educativa, lo cual permita establecer líneas de base fundamentales para el autoconocimiento, el conocimiento social y académico de las condiciones en las cuales las acciones humanas de tipo vocacional se producen y construyen “Proyectos de vida” como terceras zonas para la existencia.

 

Vásquez y Henao citando a Deleuze(2009) mencionan la necesidad de construir un sujeto histórico:

 

 

“A decir de Deleuze cuando deseamos mal perdemos el horizonte, si de lo que se carece es de un proyecto de vida, podemos decir que el déficit se marca por una carencia en la necesidad de existir, desde tal carencia no hay posibilidad de un sujeto histórico, pero tampoco la hay si el déficit esta determinado en lo social, lo político, lo económico o cultural por cuanto la lucha en este caso no pasará de ser reivindicatoria mas no transformadora, en tal caso tampoco hay allí necesidad de mundo.”

 

Vásquez y Henao

 

3.1  Objetivo de la Investigación

 

 

 

“La orientación Vocacional/Profesional  planteada como proceso pedagógico investigativo, propone como finalidad principal, estudiar la trayectoria de las  “Acciones humanas de tipo Vocacional /Profesional, Socio-Ocupacional a lo largo de su trasegar por el sistema educativo y sus transiciones en el mundo laboral, acciones expresadas discursiva y ocupacionalmente en tanto “comportamiento ético existencial transicional”, que supone argumentaciones morales en tanto fenómeno complejo del desarrollo psicosocial, referido a la construcción de proyectos de vida éticos, auténticos,  y  sostenibles , como representaciones sociales que dan respuesta a las demandas sociales y que involucra todas la dimensiones existenciales del ser humano (Tener, Hacer, Estar) en el conflicto existencial “Deber-Querer”.

 

 

 

3.2  Factores Intervinientes

 

 

Consideramos fundamental para desarrollar profesionalmente un proceso pedagógico de Orientación “Vocacional/Profesional-Socio-ocupacional”, la consolidación de  un conocimiento detallado relacionado con las dinámicas intra-personales, inter-personales, mediáticas y económicas  que inciden en la construcción de las acciones humanas de tipo:“Vocacional/Profesional-Socio-ocupacional”, manifestadas socialmente en una trayectoria laboral a partir de las experiencias desarrolladas en los contextos escolares desde una perspectiva ética y moral.

 

 

3.3  Enfoque  Investigativo

 

 

El enfoque de investigación que se asume en esta propuesta, busca apartarse de los modelos positivistas psicologistas clásicos que estudian variables que inciden en la conducta denominada “Decisión Vocacional” a partir de estudios individuales de las actitudes y aptitudes de las personas. La crítica fundamental a dichos enfoques se basa en su posición reduccionista en tanto ignora otros procesos psicosociales intervinientes (Aprendizajes, expectativas, motivaciones, cosmovisiones, necesidades  axiológicas) y lo que es más importante aborda la problemática esencialmente a partir del proceso individual de la toma de decisiones.

 

 

Se busca aquí, avanzar en pro de la construcción de modelos de estudio de tipo fenomenológico, filosófico-hermenéuticos, bases del modelo de la “Orientación Filosófica” propuesta por Lahav (2001), (citado por Hansen, 2005) que enfatiza en las reflexiones criticas-existenciales que den respuestas personales a los cuestionamientos de la vida cotidiana asociados con las transiciones permanentes  propios de la vida académica, social y laboral.

 

 

El enfoque de investigación que construimos desde la teoría de las representaciones sociales[2], asume un enfoque hermenéutico que toma como objeto de estudio “Las acciones humanas de tipo “Vocacional/Profesional-Socio-ocupacional” como fenómeno complejo transicional que incluye otros procesos psicosociales concomitantes al proceso de toma de decisiones; procesos como la reflexión subjetiva e intersubjetiva que se estudia a partir de los discursos intrapersonales (autorreflexión),Interpersonales y mediáticos que se construyen en torno a dichos fenómenos

 

La transcionalidad de la vida académica a la vida laboral y las transiciones sucedáneas en los diferentes ámbitos de trabajo que se pueden asumir en el transcurso de la vida adulta, se estudian a partir de los imaginarios personales que se expresan en términos de cosmovisiones, expectativas, motivaciones y necesidades axiológicas, respecto al mundo laboral al cual se tiene acceso en la medida en que se desarrollan aprendizajes, aptitudes y actitudes valoradas positivamente en dicho ámbito.

 

 

El marco conceptual de referencia que se asume para el estudio de “las acciones humanas de tipo “Vocacional/Profesional-Socio-ocupacional”, en tanto representaciones sociales, se construye a partir de las categorías del análisis existencial  propuesto por Max-Neef (Ser, Tener, Hacer, Estar) objetivando la dimensión subjetiva del “Ser” en las dimensiones objetivables: Hacer, Tener, Estar.

 

3.4  Representación social de  la construcción de Acciones humanas de tipo “Vocacional/Profesional-Socio-ocupacional”.

 

 

Tabla 6  Representación social de  la construcción de “Acciones humanas de tipo “Vocacional/Profesional-Socio-ocupacional”.

 

 

 

El anclaje se construye  respectivamente sobre  las categorías: Desarrollo Académico (Hacer), Desarrollo Intra-personal (tener) y Desarrollo Interpersonal o Socioafectivo (Estar/Pertenecer), en el marco del conflicto existencial “Deber Ser-Querer ser” que tiende a resolverse en la dimensión del “Poder Ser”

 

“Para la concreción de la orientación en el proceso de enseñanza aprendizaje se propone profundizar en la necesidad de establecimiento de situaciones de orientación. Ello requiere la integración de elementos psicológicos, pedagógicos y sociológicos sobre la formación de la personalidad en la adolescencia. Se entiende la situación de orientación como el contexto y dinámica producto del establecimiento de los ejes primarios de la relación de ayuda psicológica, que genera unidades subjetivas del desarrollo.  Se concreta en un espacio físico, temporal y psicológico,  es creada por el profesor y modificada y moldeada a partir de la interpretación y los significados que los ejes primarios tienen para los estudiantes.”

 

Roberto Pérez Almaguer[3]

 

 

De acuerdo con Pérez Almaguer quien asume la Orientacion desde la perspectiva del aprendizaje, se desarrolla el anclaje sobre los ejes psicológico (Desarrollo Intra-personal), desarrollo pedagógico (desarrollo académico ) y sociológico (Desarrollo socio-afectivo)

 

 

DEBER

 

PODER

 

QUERER

 

   

 

 

 

 

SER

      TENER

Desarrollo

Intra-personal

EJE PSICOLÓGICO

      HACER

Desarrollo académico

EJE PEDAGOGICO

      ESTAR /PERTENECER

Desarrollo Socioafectivo o Intrer-personal

EJE SOCIOLOGICO

 

3.5  Proceso  Metodológico.

 

 

Consideramos que en un proceso de: “Orientación Vocacional/Profesional-Socio ocupacional, se necesitan comprender todos los factores Interactuantes en las acciones humanas de tipo Vocacional /Profesional, Socio-Ocupacional traducidas en representaciones sociales Jodelet (1984), Citada por Araya (2005) “indica que el campo de representación designa al saber de sentido común, cuyos contenidos hacen manifiesta la operación de ciertos procesos generativos y funcionales con carácter social. Por lo tanto, se hace alusión a una forma de pensamiento social[4].

 

Tabla 7  Factores Interactuantes en  las acciones humanas de tipo  Vocacional /Profesional, Socio-Ocupacional.

 

 

 

FACTORES INTRA-PERSONALES

FACTORES

INTER-PERSONALES

FACTORES

MEDIATICOS

FACTORES ECONOMICOS

 

Expectativas de la Comunidad Educativa

Micro—sociales

Expectativas Macrosociales Financiación de la Educación Superior

 

Aptitudes Pareja Expectativas de las Instituciones de Educación  Superior Becas
Actitudes Familia Expectativas Empresariales Créditos

 

Aprendizajes Escuela Expectativas Gubernamentales Financiación estatal
Cosmovisiones Pares Expectativas del Estado Fomento (Patrocinio)
Expectativas Orientadores

Profesionales

 

Expectativas de la Comunidad Científica

 

 

Subsidios

 

Intereses  
Motivaciones Comunidades Religiosas
Necesidades  

Comunidades Civiles

 

 

La Orientación Vocacional/Profesional en su dimensión de proyecto pedagógico implica diversos procesos (fases) que se dan de manera simultánea e interactiva entre los que resaltamos  los siguientes:

 

FASE 1.   ANALISIS DEL DISCURSO

 

 

Proceso de análisis y comprensión de las demandas psicosociales (El Deber Ser)  de la sociedad contemporánea que  representan las expectativas y demandas sociales con los que se confronta cotidiana y simultáneamente el individuo, construidas por los actores de la sociedad civil representada por la Comunidad Educativa (Familia, pares, parejas, docentes, orientadores profesionales, comunidades religiosas, comunidades civiles)  y el estado.

 

 

Se propone como método de estudio, el análisis crítico del discurso social inter-personal (Comunidad educativa) y mediático (Discursos oficiales) entorno a las temáticas relacionadas con la elección de ocupación, profesión o carrera por partes de los escolares, en el marco del conflicto Ético-existencial “Deber Ser–Querer Ser” eje transversal para la construcción social de proyectos de vida en la búsqueda de sentido a la existencia en la medida en que se construye un “Poder Ser” no solo para el individuo sino para la sociedad que lo enmarca.

 

 

Dichos discursos (intrapersonales, Interpersonales y mediáticos) pueden ser estudiados con base en las siguientes categorías adaptadas del continuo de racionalidad planteado por Alexander Ruiz Silva citando a Apel.[5]

 

 

Tabla 8  Continuo de Racionalidad frente las acciones humanas de tipo Vocacional/Profesional, Socio-Ocupacional

 

 

 

 

 

IRRACIONALIDAD

 

RACIONALIDAD

INGENUA

(Adaptación)

 

RACIONALIDAD

ESTRATEGICA

 

RACIONALIDAD COMUNICATIVA

CONSENSUAL

POSTURA IDEOLOGICA Relativismo

moral

Doble Moral Técnica instrumental-operativa Moral discursiva
TIPO DE RELACION Relaciones sin orientación (Anárquicas) Sometimiento Relaciones unidireccionales construidas bajo criterios de control y manipulación. Relaciones dialógicas construidas bajo criterios de disenso y consenso  y acuerdo.
 CRITERIOS PARA ORIENTAR LA ACCION Ausencia de criterios Criterios practicistas. La utilidad, el beneficio, la eficacia. Lo racional, lo razonable, lo plausible.
BASE PARA LA TOMA DE DECISIONES La pura espontaneidad Beneficio personal a corto plazo La búsqueda de resultados La argumentación, la Inclusión

 

 

De tal manera discursos típicos tales como los mencionados anteriormente podrían ser analizados con criterios un poco  más amplios.

 

 

Tabla 9  Análisis del discurso

 

 

DISCURSO INTERPERSONAL

 

RACIONALIDAD

INGENUA

 

RACIONALIDAD

ESTRATEGICA

“Mijo(a) consiga la plata honestamente… pero si no… consiga la plata…”
POSTURA IDEOLOGICA Doble Moral Técnica instrumental-operativa
TIPO DE RELACION Sometimiento Relaciones unidireccionales construidas bajo criterios de control y manipulación.
CRITERIOS PARA ORIENTAR LA ACCION Criterios practicistas. La utilidad, el beneficio, la eficacia.
BASE PARA LA TOMA DE DECISIONES Beneficio personal a corto plazo La búsqueda de resultados

 

 

 

FASE 2.  AUTORRECONOCIMIENTO (Factores Intra-Personales)

 

 

Proceso personal de auto reconocimiento de actitudes, aptitudes, aprendizajes, expectativas, motivaciones y cosmovisiones en relación con las demandas sociales generales, las exigencias específicas de campos ocupacionales de interés (Deber Ser)  y las necesidades de desarrollo personal (Querer ser).

 

 

Los factores intrapersonales que consideramos son todas aquellas rasgos de personalidad (Actitudes, Aptitudes, Aprendizajes generales y específicos, Expectativas, Intereses, Motivaciones, cosmovisiones y Necesidades axiológicas) constitutivas de las identidades y subjetividades del ser social (Autoconcepto[6]).

 

 

Los factores Intra-personales involucrados en las acciones humanas de tipo “Vocacional/Profesional-Socio-ocupacional”  (VPSO) implicados en la construcción del discurso Vocacional/Profesional/Socio-Ocupacional, son considerados como proceso de análisis reflexivo respecto al auto reconocimiento de: cosmovisiones, aptitudes, actitudes, expectativas, y aprendizajes tanto adquiridos como  requeridos en relación con las demandas y expectativas sociales enmarcadas en proyecciones posibles de  trayectorias ocupacionales generales (Proyecto de Vida) y la consecuente toma de decisiones frente a campos socio-ocupacionales específicos y sus implicaciones, en tanto acciones ético-existenciales que involucran todas las dimensiones constitutivas del Ser (Hacer, tener, Estar).

 

 

  1.  Las Aptitudes de los escolares en  relación con los campos y niveles de conocimiento de su interés vocacional/Profesional y sus afectaciones derivadas de las interacciones con los discursos interpersonales y mediáticos con los que tengan contacto los escolares en cada ciclo etáreo y de enseñanza-aprendizaje.

 

 

  1.  Las Actitudes de los escolares relacionadas con los campos y niveles de conocimiento y sus afectaciones derivadas de las interacciones con los discursos interpersonales y mediáticos con los que tengan contacto los escolares en cada ciclo etáreo y de enseñanza-aprendizaje.

 

 

  1.  Los Aprendizajes  adquiridos  y   requeridos para el desempeño laboral en la vida adulta en general y/o en campos laborales específicos.

 

 

  1.  Las Expectativas de Movilidad social (estatus), empleabilidad, Ingreso económico en relación con las posibilidades de obtención de créditos, becas, fomento educativo, y sus afectaciones derivadas de la relación con los discursos interpersonales y mediáticos en cada ciclo etáreo y de enseñanza-aprendizaje.

 

 

  1.  Las  Cosmovisiones  Ético-existenciales relacionadas con el futuro Vocacional/Profesional de los escolares  y sus afectaciones derivadas  de las interacciones con los discursos interpersonales y mediáticos con los que tengan contacto los escolares en cada ciclo etáreo y de enseñanza. Las cosmovisiones o perspectivas de las interacciones sociales que construyen una posibilidad de futuro social, las expectativas entendidas como ideales de retribución por el esfuerzo personal,

 

 

  1.  Las necesidades axiológicas bio-psicosociales  no entendidas como carencia sino como potencialidad de desarrollo del ser humano y las motivaciones e intereses por los cuales se produce un nivel de esfuerzo determinado.

 

 

  1. Las motivaciones relacionadas con el futuro Vocacional/Profesional de los escolares  y sus afectaciones derivadas  de las interacciones con los discursos interpersonales y mediáticos con los que tengan contacto los escolares en cada ciclo etáreo y de enseñanza.

 

 

 

FASE 3.  ADAPTACION

 

 

Proceso intersubjetivo de negociación, adaptación y construcción de discursos intra-personales adaptativos en relación con los diversos discursos interpersonales y mediáticos, como formas de respuestas a dichos requerimientos planteados por el entorno mediato e inmediato en el que se mueve el individuo como ser social en la búsqueda de sentido de los hechos e ideas que constituyen la realidad social percibida.

 

 

Los factores mediáticos implicados en la construcción del discurso Vocacional/Profesional/Socio-Ocupacional representan las demandas  de la sociedad civil referidas al desarrollo socioeconómico del país, representadas por las Expectativas de: La Empresa, Las Instituciones gubernamentales, las Instituciones No gubernamentales (ONGs), las Instituciones de Educación superior, expresadas como discursos mediáticos relacionados con las elecciones vocacionales/profesionales de los escolares y su futuro laboral.

 

 

FASE 4.  CONTRASTACION

 

 

En esta fase se contrastan las decisiones de tipo Vocacional/Profesional, Socio-ocupacional  con los factores económicos relacionados con los diferentes sistemas de financiación tales como: las becas, los créditos, los subsidios, la financiación estatal, la financiación familiar o personal, el fomento, el patrocinio.

 

 

Tabla 10   Financiación de la Educación Superior

 

FACTORES ECONOMICOS

Financiación de la Educación Superior

FINANCIACION PERSONAL  
FINANCIACION

FAMILIAR

 
BECAS  
CRÉDITOS  
SUBSIDIOS  
FINANCIACIÓN ESTATAL  
FOMENTO (PATROCINIO)  

 

 

 

Una vez realizado dicha contrastación, se puede establecer una decisión Vocacional/Profesional, Socio-ocupacional relativamente estable como objeto transicional que posibilita el avance psicosocial hacia la educación superior en sus niveles Técnico-profesional, Tecnológico profesional y Profesional universitario.

 

 

FASE 5. SUSTENTACIÓN

 

 

Proceso psicosocial de implementación funcional de los discursos interpersonales construidos socialmente en procura de acortar la brecha existencial entre el “Querer Ser y el Deber Ser”, mediante toma de decisiones sostenibles como objeto transicional (Poder ser) denominado “Elección vocacional” y como satisfactor de la necesidad existencial subjetiva fundamental de “Ser” objetivada en las necesidades de “Tener”, Hacer” y “Estar”

 

 

Los Factores Interpersonales considerados aquí, se entienden como las expectativas de la comunidad educativa (expresadas discursivamente) con la que se tiene una interacción cercana  y frecuente  en relación con el tema de la educación superior del escolar que termina la educación media y se encamina hacia la educación superior técnica profesional, Tecnológica profesional o Profesional Universitaria.

 

 

Tabla 11  Expectativas interpersonales sobre el desarrollo personal, de los estudiantes en relación con  su  educación superior.

 

  SER TENER HACER ESTAR/

PERTENECER

1. FAMILIA.        
2. AMIGOS.        
3.DOCENTES        
4.PAREJA        
5. ORIENTADORES PROFESIONALES.        
6.COMUNIDADES RELIGIOSAS        
7.COMUNIDADES  CIVILES        

 

 

 

Los factores Inter-personales implicados en la construcción del discurso Vocacional/Profesional/Socio-Ocupacional, se estudian como construcciones sociales de las expectativas de la Comunidad Educativa (Familia, los Pares, la pareja, los Docentes y los Orientadores profesionales, comunidades religiosas y/o civiles), expresados como discursos directos y cotidianos relacionados con las elecciones vocacionales/profesionales de los escolares en cada ciclo etáreo y de enseñanza-aprendizaje en relación con las necesidades de desarrollo personal familiar y social, la empleabilidad y las expectativas de movilidad social (Status)  y/o generación de ingresos personales y familiares asociada a una ocupación laboral.

 

 

 

 

[1] La dimensión existencial para la orientación formativa y profesional – cuando la orientación se convierte en práctica filosófica. Finn Thorbjorn Hansen. Revista Europea de Formación Profesional, ISSN 0258-7483, Nº 34, 2005 , págs. 53-67

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=1313810

 

[2] “Las Representaciones  Sociales, en definitiva, constituyen sistemas cognitivos en los que es posible reconocer la presencia de estereotipos, opiniones, creencias, valores y normas que suelen tener una orientación actitudinal positiva o negativa. Se constituyen, a su vez, como sistemas de códigos, valores, lógicas clasificatorias, principios interpretativos y orientadores de las prácticas, que definen la llamada conciencia colectiva, la cual se rige con fuerza normativa en tanto instituye los límites y las posibilidades de la forma en que las mujeres y los hombres actúan en el mundo”. Sandra Araya Umaña.. Las representaciones sociales: Ejes teóricos para su discusión. Cuaderno de ciencias sociales 127. Sede Académica, Costa Rica. Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO)

 

“En la amplia producción pedagógica y psicológica se problematiza acerca de los términos Orientación y Aprendizaje como categorías que vienen a enfatizar un objetivo que puede dominarse genéricamente como “desarrollo de las personas”. Ello se convierte en el eje común de las reflexiones que se presentan en las reflexiones, que sobre la integración de estos procesos se argumentan desde la visión de orientación, como proceso y función profesional de los educadores, indispensable para guiar el aprendizaje desde la necesidad de preparación de los sujetos para la vida, con expresión en los aprendizajes básicos: aprender a ser, aprender a hacer, aprender a conocer y aprender a vivir juntos. [3] Esta concepción de aprendizajes para la vida se sustentan en la declaración del Informe “La educación Encierra un Tesoro”. Informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la educación para el siglo XXI.  Delors, J. (2003).[3]” Profesor de la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Holguín, Cuba. Doctor en Ciencias Pedagógicas e investigador en temas relacionados con orientación educativa. Revista Orientación y Desarrollo Humano 2013  N° 1 www.revistaorientacion.com

 

 

[4] “las representaciones sociales son… la manera en que nosotros sujetos sociales, aprehendemos los acontecimientos de la vida diaria, las características de nuestro medio ambiente, las informaciones que en él circulan, a las personas de nuestro entorno próximo o lejano. En pocas palabras el conocimiento “espontáneo”, ingenuo (…) que habitualmente se denomina conocimiento de sentido común o bien pensamiento natural por oposición al pensamiento científico. Este conocimiento se constituye a partir de nuestras experiencias, pero también de las informaciones, conocimientos y modelos de pensamiento que recibimos y transmitimos a través de la tradición, la educación y la comunicación social. De este modo, ese conocimiento es en muchos aspectos un conocimiento socialmente elaborado y compartido. Bajo sus múltiples aspectos intenta dominar esencialmente nuestro entorno, comprender y explicar los hechos e ideas que pueblan nuestro universo de vida o que surgen en él, actuar sobre y con otras personas, situarnos respecto a ellas, responder a las preguntas que nos plantea el mundo, saber lo que significan los descubrimientos de la ciencia y el devenir histórico para la conducta de nuestra vida, etc. [el resaltado en el original] (Jodelet, 1984:473).

 

 

[5] Continuo de racionalidad adaptado de Alexander Ruiz aplicado a la Acción humana  vocacional. El Dialogo que somos. Ética Discursiva y Educación .Alexander Ruiz silva. Civitas-Magisterio. Bogotá, 2007 Pag,58

[6] Entendido desde la teoría de autoesquemas como la sumatoria de autoesquemas de base Autoestima (canal emocional), auto imagen (canal cognitivo) y la  Autorrealización (canal conductual de la personalidad).

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“El Deber Ser” desde la perspectiva Socio-ocupacional. La Racionalidad Estratégica-Instrumental

 

Las temáticas principales entorno al sentido de la relación entre la educación media y la educación superior, pueden resumirse en tres grandes aspectos: El Desarrollo Económico del país. El Desarrollo Científico tecnológico y El Desarrollo Humano. Desde el enfoque de orientación Socio-ocupacional, encontramos los siguientes planteamientos.

 

 

Este enfoque[1] centra sus esfuerzos en el objetivo principal de incrementar la competitividad y la empleabilidad del “capital humano cualificado” y especializado”[2] como fuerza laboral a considerar en el desarrollo económico del país desde una perspectiva de mercado· “Oferta -demanda”. Este enfoque trabaja en pro de la cualificación de las competencias laborales específicas y generales de los escolares con el propósito de orientar el proyecto de vida del estudiante en términos de productividad y empleabilidad basado en las necesidades del sector empresarial.

 

 

De allí la necesidad de trabajar de la mano con los jóvenes, como una población objetivo que tiene el potencial necesario para satisfacer esas necesidades del mercado”

 

Fundación Empresarios Por la Educación

Cámara de Comercio de Bogotá

 

 

El discurso institucional oficial (Estado-Empresa) se circunscribe eminentemente en la lógica de la “Racionalidad Estratégica” caracterizada por una postura ideológica técnica (Instrumental-operativa) por demás reduccionista en tanto da relevancia a la dimensión existencial del “Hacer practico” entendido como “Necesidades” de Formación profesional de tipo técnico-tecnológico del país (Niveles de educación superior en los que no se pretende generar nuevos conocimientos científicos), dejando de lado las necesidades de formación científica especializada en todas las áreas del conocimiento.

 

 

Dicho sea de paso la discusión sobre la necesidad de una educación de calidad para todos, requiere superar la discusión respecto a la calidad de los programas técnicos, técnico profesional y tecnológicos de la educación superior y trascender hacia la gratuidad y obligatoriedad de la educación superior en tanto vía contundente para el desarrollo sostenible del  país en el marco de los proyectos de vida de los jóvenes.

 

 

Dicha racionalidad instrumental plantea un tipo de relación unidireccional construida bajo criterios de control y manipulación de las variables constitutivas del mercado (Capital, Industria, mano de obra) y se torna reduccionista en la medida en que contempla  al ser humano solamente en su dimensión del hacer (mano de obra, fuerza laboral, capital humano, elemento productivo, etc.) e igualmente reduce el concepto de “productividad” al ámbito comercial y las disciplinas científicas a su componente de aplicabilidad práctica al mercado empresarial.

 

 

Los criterios para orientar la acción y la toma de decisiones en esta lógica instrumental, son consecuentemente de tipo industrial: “Eficiencia, Eficacia, Efectividad”, por lo cual la base para efectuar elecciones educativas y ocupacionales son los resultados en términos de productividad económica (Intereses del mercado), desconociendo la vocación individual. Este tipo de discurso se escribe en estilo paternalista (el sujeto como menor de edad) que se constituye en “Determinismo Social” en tanto que se abroga el derecho de tomar decisiones en nombre del sujeto, presuponiendo que el interés estatal se debe imponer sobre el interés personal.

 

 

También se observa en el discurso mediático oficial de la cultura contemporánea, intereses particulares por el fomento de la educación técnica-tecnológica (poniendo en amplia desventaja a los interesados en una educación de carácter universitario), semblante de un marcado “Determinismo Social” respecto a la temática “Educación Superior-Empleabilidad”, basado en la perspectiva de las necesidades de producción de las regiones que si bien incluye la necesidades de “Subsistencia y Protección Social”, no asume la temática ampliamente desde la perspectiva de las Necesidades Humanas ni considera las necesidad de desarrollo de ciencia especializada como factor preponderante de desarrollo personal.

 

 

Dicho determinismo social favorece mediante el mecanismo del fomento, la Educación Técnica-Tecnológica replanteada desde los ciclos propedéuticos (Técnico-tecnológico-Universitario) como necesidad prioritaria para incrementar la “productividad” en la sociedad de la segunda industrialización y ulteriormente alcanzar mejores niveles de desarrollo económico del país medido con indicadores tradicionales: Producto Interno Bruto (P.I.B. Se minimiza  en este discurso  otras dimensiones del ser humano inscritas en  la dimensión del deseo subjetivo. Consecuentemente el concepto “Educación para el trabajo”[3] se interpreta de manera reduccionista como “…desarrollo de conocimientos técnicos y habilidades”, excluyendo desarrollos científicos de orden superior.

 

 

En el siguiente cuadro se presenta un paralelo entre el enfoque socio-ocupacional y los planteamientos básicos del desarrollo a escala humana, que resume los diferentes postulados respecto a sus racionalidades modelos de desarrollo económico, posturas prácticas respecto al desarrollo científico tecnológico y posturas ideológicas sobre el desarrollo humano.

 

 

Tabla 2  Enfoques sobre el proyecto de vida de los estudiantes

ENFOQUES EN ORIENTACION SOBRE EL  PROYECTO DE VIDA DE LOS ESTUDIANTES DE LA EDUCACION MEDIA
  ENFOQUE ORIENTACIÓN SOCIO OCUPACIONAL DESARROLLO A ESCALA HUMA

M. Max- Neef

 

RACIONALIDAD Estratégica Instrumental[4] Consensual, Discursiva.[5]
POSTURAS IDEOLOGICAS SOBRE

EL DESARROLO HUMANO

 

Los trabajadores  son uno de los  medios básicos  para desarrollar la producción de bienes y servicios.

Objetivo:

Desarrollo del Capital Humano cualificado (Eficiencia, Eficacia, Efectividad) y especializado en competencias laborales generales y específicas.

 

El desarrollo social debe basarse en principios Humanistas.

 

·          Igualdad/Equidad

·          Libertad

·          Fraternidad/Solidaridad.

 

 

POSTURAS PRACTICAS RESPECTO

AL DESARROLLO CIENTIFICO- TECNOLOGICO

 

Fomento a la Educación Superior Técnico-Tecnológica.

 

 

Prioridad al  Desarrollo de Las Ciencias de Base.

MODELOS DE DESARROLLO

ECONÓMICO

Globalización

Calidad Total.

 

Gerencia Estratégica

Neo-Liberalismo económico

(Leyes Oferta-Demanda) para el desarrollo de las empresas.

 

1.              “La Globalización es el único camino efectivo hacia el desarrollo.

 

2.              “Mayor integración a la economía global es buena para los pobres”

 

3.              “Las ventajas comparativas son la mejor manera de asegurar la prosperidad”.

 

4.             “Más globalización significa más empleo”.

 

5.             “La Organización Mundial de Comercio es democrática y transparente”.

5 Postulados para Una nueva Economía[6]

1. La Economía está para servir a las personas y no las personas para servir a la economía.

 

1.              El Desarrollo tiene que ver con personas y no con objetos.

 

2.              El crecimiento no es lo mismo que el desarrollo, y el desarrollo no precisa necesariamente de crecimiento.

 

3.              Ninguna economía es posible al margen de los servicios que prestan los ecosistemas.

 

 

5. La economía es un sub-sistema de un sistema mayor que es finito, la biosfera, por lo tanto el crecimiento permanente es imposible.

Principio Valórico. Ningún interés económico, bajo ninguna circunstancia, puede estar por sobre la reverencia por la vida.

 

 

 

 

 

[1] Enfoque representado en Colombia por instituciones como los Ministerios de Desarrollo Económico y de Educación  mediante su  proyecto “Buscando carrera” y en el ámbito distrital por la Secretaria de desarrollo económico que financia el Proyecto “Ubikate” operado por Maloka, el Proyecto “Da la talla” de La Cámara de Comercio de Bogotá  y el proyecto “Alianza para la Educación Superior” de la Secretaria de Educación agenciado desde la Dirección de Educación Media y Superior.

[2] “DA LA TALLA”, una apuesta de los empresarios al proyecto de vida de los jóvenes. Fundación Empresarios Por la Educación 2012.

 

 

[3]Decreto 2888 de 2007 del Ministerio de Educación de Colombia.

[4] La razón estratégica instrumental, no entiende de razones morales, no asume responsabilidad alguna de las consecuencias de sus orientaciones y es esencialmente ascética. Su característica principal es la de convertir al otro en un medio para la consecución de fines. Págs. 59 y 60. Alexander Ruiz Silva. El dialogo que somos. Ética Discursiva y Educación. Cooperativa Editorial Magisterio. Bogotá, 2007.

[5] Un consenso justificable y legitimable de manera racional, ha de tener en cuenta a todos los implicados, tanto a los que hacen parte del conflicto, como a los que no participan de él. Esta es la manera de superar la unilateralidad de la razón estratégica en favor de una “lógica inclusiva”. Ídem pág. 61.

[6] El mundo en Rumbo de Colisión. Manfred Max-Neef. http://vimeo.com/15484946

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La Vocación Profesional y Las Expectativas Familiares.  

 

Siguiendo uno de los planteamientos de Jean Güichard[1] resulta  consecuente considerar que ningún proyecto de vida puede concebirse como una situación individual, mucho menos en culturas latinoamericanas en las cuales el intrincado tramado de redes familiares se referencian como redes de apoyo y sustentan en muchos casos las posibilidades de desarrollo de dicho proyecto.

 

 

Respecto al tema de la Vocación profesional encontramos un panorama amplio en lo referente a las expectativas  familiares. Por una parte encontramos un tipo de  discurso familiar que supone una posición ética-existencial dicotomista (Estudio-trabajo, Técnico-Profesional, Vocación-Profesión, Triunfo -Fracaso) y sesgado por la  relevancia que se le da a las necesidades de subsistencia y protección operativizadas mediante satisfactores de empleabilidad inmediatista, en detrimento de otras necesidades igualmente definitorias del proyecto de vida (Identidad, Entendimiento, Afecto, Participación, Creación, Recreación, Libertad), recoge los requerimientos relacionados con la empleabilidad a mediano y corto plazo de tipo técnico-tecnológico del sector empresarial, las cuales se replican al interior del sistema educativo, reflejo del nivel de presión económica y un modo ético de realización de un proyecto de vida personal y familiar producto de la relación entre dominación y resistencia al discurso social hegemónico:

 

 

“Mijo(a) consiga la plata honestamente,

pero si no…mijo(a), consiga la plata”[2]

 

 

 

En otros escenarios familiares, este discurso determinista se posiciona en el imaginario social  y diversifica de manera que trasmite los ideales familiares de realización, continuidad y/o ascenso social. En ocasiones se produce una suerte de chantaje cuando se condiciona la financiación de la educación superior a los intereses familiares de dominación:

 

 

“y cuando grande vas a estudiar,

la misma vaina que tu papá,

Óyelo bien…[3]

 

 

De este discurso social instrumentalizado con intereses mercantilistas por los medios masivos de comunicación, están virtualmente ausentes los requerimientos de formación científica de alto nivel (Especializaciones, Maestrías y Doctorados) directamente relacionados con las necesidades de desarrollo de un país en cuanto a proporción de profesionales deseables para un país en vías de desarrollo[4].

 

 

Un discurso familiar menos determinista es aquel que busca una posición intermedia entre el deber ser y el querer Ser:

 

 

“…estudie lo que guste pero ojalá sea algo en lo que pueda conseguir trabajo…”

 

 

 

 

[1] “En las sociedades occidentales contemporáneas, el “yo” deviene primordial en el equilibrio “nosotros-yo”. Geert Hofstede (Culturas y Organizaciones, 1991) observó, en un estudio comparativo de 53 países, que los mismos pueden diferenciarse significativamente en el dominio de la dimensión “colectivismo-individualismo”. En las sociedades colectivistas – todas las cuales están localizadas en Sudamérica, Asia y África, el individuo está fuertemente integrado en grupos que lo protegen a cambio de lealtad. En las sociedades individualistas – occidentales y en particular anglosajonas – cada individuo debe hacerse cargo de sí mismo y de su familia inmediata. Aquí, la cuestión fundamental del desarrollo personal y de carrera es la del individuo que está tratando de determinar qué hacer de su vida. No se trata de una cuestión de la comunidad (o de uno de sus miembros) que reflexiona sobre lo que un miembro

debería hacer por el bien de la comunidad”

Güichard (2006) Marcos teóricos para las nuevas tareas en  Orientación y guía sobre carreras. Orientación y Sociedad – 2006 – Vol. 6- http://www.scielo.org.ar/pdf/orisoc/v6/v6a02.pdf

 

[2] Refrán popular de la región caficultora colombiana (región paisa o eje cafetero).

[3] Canción: “Simón. El gran varón”. Willie Colón.

 

[4] “Entre los criterios que hay para medir y evaluar las actividades de generación, aplicación e impacto del conocimiento que se produce en un país están: el número de patentes registradas y las publicaciones en revistas reconocidas por la comunidad científica. En ese sentido, en Latinoamérica, el país (Colombia) se ubica en el sexto lugar después Brasil, México, Argentina, Chile y Venezuela. En Colombia el mayor número de publicaciones corresponde a las ciencias exactas, las ciencias agrarias y las ciencias sociales. Igualmente se publica, aunque en menor proporción, en áreas como la lingüística, las letras y las artes. Según datos de la UNESCO por cada 1000 habitantes debe haber un profesional con doctorado y en Colombia bien contados, no llegan a 5000. Este número sigue siendo muy inferior al que se considera deseable para la población y para el número de programas académicos existentes”. Juan Francisco Miranda y Mónica Salazar Acosta. La construcción de una institucionalidad y una política en ciencia y tecnología. En Ciencia y tecnología Vol. 24, 2006, Pg. 6.http://www.unicolmayor.edu.co/invest_nova/NOVA/NOVA7_10_13.pdf

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Consideraciones Sobre la Sociedad y la Cultura contemporáneas en relación con la Orientación Vocacional/Profesional, Socio-ocupacional.

Mientras que los escolares durante su periodo de educación básica primaria (especialmente hasta el grado 5º) son animados por toda la comunidad educativa a expresar sus sueños profesionales-ocupa…

Origen: Consideraciones Sobre la Sociedad y la Cultura contemporáneas en relación con la Orientación Vocacional/Profesional, Socio-ocupacional.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Consideraciones Sobre la Sociedad y la Cultura contemporáneas en relación con la Orientación Vocacional/Profesional, Socio-ocupacional.

 

Mientras que los escolares durante su periodo de educación básica primaria (especialmente hasta el grado 5º) son animados por toda la comunidad educativa a expresar sus sueños profesionales-ocupacionales, sin pensar en mayores limitaciones económicas y en ciertos sectores sociales se fomentan sus inclinaciones vocacionales de tipo científico, deportivo y artístico; los adolescentes escolarizados, en la fase final de su educación media, se encuentran con las alternativas predeterminadas socialmente por la cultura contemporánea,(“sociedad de la segunda industrialización[1]”):

 

 

La primera opción simplemente aplazar el ingreso la educación superior  voluntaria o forzadamente (razones de tipo económico, o por razones de fuerza mayor relacionadas con el cumplimiento del servicio militar obligatorio en el caso de los varones) por un tiempo definido o de manera indefinida.

Una variante de esta opción está representada por la mal llamada “libre empresa” que  les ofrecen enfrentarse directa y abruptamente al mundo del trabajo en condiciones de competencia desigual con los empleados que ya vienen desempeñándose en el ámbito laboral.

Y la tercera opción continuar hacia la educación superior en los niveles técnico, tecnológico o universitario en algunos casos  alternada con alguna  ocupación laboral de subsistencia.

 

No Continuar hacia la educación superior Trabajar Retomar Estudios superiores

Posteriormente.

 

 

No trabajar
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continuar hacia la educación superior

 

 

 

NIVEL

 

 

 

 

 

 

 

Técnico

Profesional

Tecnológico

Profesional

Profesional Universitario

Artes Escénicas  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Financiación

Recursos propios

 

Recursos familiares

 

Crédito

 

Becas

 

Subsidios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Abandonar los estudios de educación superior

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Retomar  la educación superior

Artes Plásticas
Artes Graficas
Artes Visuales
Música
Arquitectura Urbanismo y afines

 

Administración, Contaduría y Afines.
Ciencias de la Economía
Ciencias Humanas
Ciencias sociales
Ciencias de la Educación
Ciencias Básicas
 

Matemáticas

Ciencia de la conducta
Ciencias de la Nutrición
Ciencias Jurídicas

 

 

 

 

 

Concluir estudios de pregrado

 

 

 

 

Continuar hacia la educación postgradual

Ciencias del

deporte

Ciencias forenses
Ciencias de la Salud
Ciencias Militares
Ciencias Religiosas
Ciencias del sector agrario
Ingenierías

 

 

En este preciso momento, la confrontación entre la vocación y la obligación ocupacional, confluyen en el contexto de las acciones humanas que entran a definir las bases de lo que García Márquez denominaría “una vida feliz”:

 

 

“Creo, con una seriedad absoluta, que hacer siempre lo que a uno le gusta, y sólo eso, es la fórmula magistral para una vida larga y feliz. Para sustentar esa alegre suposición no tengo más fundamento que la experiencia difícil y empecinada de haber aprendido el oficio de escritor contra un medio adverso, y no sólo al margen de la educación formal sino contra ella, pero a partir de dos condiciones sin alternativas: una aptitud bien definida y una vocación arrasadora.[2]

Gabriel García Márquez

 

 

Sin embargo, es bien sabido que no todo adolescente recién egresado de la educación media, tiene estas dos características mencionadas por García Márquez: “aptitud bien definida y una vocación arrasadora”, razones por las cuales el determinismo social tiene mayores probabilidades de imponerse con un sinfín de razones produciendo como resultado, el aplazamiento permanente de ese ideal, que bien podría ser tachado de “macondiano” por esta cultura: ”…una vida larga y feliz“, “haciendo lo que a uno le gusta”.

 

 

  • La “Vocación Profesional”

 

“En cualquier profesión que merezca ese nombre, hay dos polos complementarios: lo que mueve al profesional y lo que legítimamente demanda la comunidad a los  profesionales. La ética de la profesión orienta los comportamientos de la persona en ambos aspectos. Pero  no ha de  ser nunca moralina ni adorno sino más bien la entraña misma de la actividad profesional como compromiso de la persona con su propio proyecto vital y como la  base de la confianza que la sociedad deposita en el trabajo de quienes son considerados  profesionales, esto es, ciudadanos con una especial responsabilidad en la comunidad”

 

Emilio Martínez Navarro.[3]

 

En la sociedad de la segunda industrialización en la que se imponen las leyes del “Libre mercado”, el tema de la “Vocación” es criticado como anacrónico y romántico, fácilmente sustituido por las leyes de la “Oferta y la demanda” mediante procesos comunicativos de tipo reduccionista  que buscan  sintetizar la vida del ser humano  en elementos comercializables tales como la “mano de obra”, la fuerza productiva, el capital humano, etc.

 

 

La orientación Vocacional profesional clásica, nos ha heredado algunas dicotomías que debemos afrontar en el camino de construir una nueva perspectiva para abordar esta temática. Una de estas dicotomías se refiere a una de las más antiguas establecidas entre el campo vocacional y el campo profesional: El primero (lo vocacional) de ascendencia mística, mítico-religiosa, asociado con el servicio sacrificial, voluntario, abnegado y con cierto carácter de pasatiempo, por el cual no se espera retribución económica formal y, el segundo campo “Profesional” con claras connotaciones utilitarias e industriales que por su carácter economicista, excluye disciplinas deportivas y artísticas acogiendo tímidamente lo artesanal como categoría intermedia de menor rango comercial.

 

 

Es pues a partir de esta dicotomía, que puede entenderse cómo algunas personas modifican sustancialmente su trayectoria profesional en momentos de transiciones etáreas, tales como el paso de la segunda adolescencia (la cual consideramos que finaliza a los 18 años) a la Juventud. Esta etapa de la adolescencia se considera periodo típico de exploración de intereses “vocacionales, artísticos y  deportivos”. El imaginario social valida esta etapa como periodo de sueños, experimentaciones y aun, tiempo permitido para de dedicarse a ciertas “ocupaciones vocacionales temporales” mientras impone drásticamente una terminación abrupta de este periodo en aras de una ocupación o profesión “seria, responsable y sobre todo económicamente rentable”. En otros casos, (tal vez la mayoría) se admite socialmente la dedicación vocacional (artes o deportes principalmente) condicionada a una dedicación paralela a la educación formal.

“Los padres no están preparados para la grave responsabilidad de identificar (las vocaciones artísticas) a tiempo, y en cambio sí lo están para contrariarlas. Los menos drásticos les proponen a los hijos estudiar una carrera segura, y conservar el arte para entretenerse en las horas libres. Por fortuna para la humanidad, los niños les hacen poco caso a los padres en materia grave, y menos en lo que tiene que ver con el futuro.”

Las ventajas de no obedecer a los padres.

Manual para ser niño. Gabriel García Márquez

En un segundo momento la construcción del campo vocacional se estructura bajo la simple definición de inclinación motivacional innata hacia un tipo de ocupación laboral, por razones principalmente de carácter inconsciente que se convierten en la base fundamental para el direccionamiento de proyectos de vida en la etapa adulta, configurando así la necesidad de seguir dicha vocación desde la perspectiva del “Querer Ser” (El Deseo), en ocasiones en contra de las concepciones sociales del “Deber ser”. Tras un breve ejercicio de conciliación conceptual, surge el concepto de “Vocación Profesional” como conjunción del Deber ser con el “Querer Ser”  en el “Poder ser”

 

 

¿Deseo y necesidades? Poder y producción (dominar, cambiar, hacer, o crear)

son los fundamentos de la sociedad.

Entre “hacer lo que se quiere” (deseo) y “hacer lo que se debe” (moral),

está la alternativa de “hacer lo que se puede” (necesidad).

La necesidad es del orden del poder y la producción.

 

Ballester [4]

 

 

 

2.2   Ocupación versus Profesión

 

Otra de las dicotomías relevantes en el tema de la Orientación Vocacional Profesional tiene al menos un origen medieval: La dicotomía entre lo “Técnico/Tecnológico y lo Profesional”. El campo profesional se construye socialmente desde la perspectiva del Medioevo a partir del surgimiento de las llamadas artes liberales y su necesidad de diferenciarlas de las llamadas artes serviles y se posiciona en la modernidad como sinónimo de las primeras desconociendo a las ocupaciones especializados de tipo manual o artesanal aquel carácter profesional. Esta dicotomía llega a nuestros días traducida como la separación entre la formación Técnico/Tecnológica y “La formación profesional universitaria”  que implica obviamente una diferenciación social de clases, que podría plantearse de manera clara (como ya se había hecho en la edad media) como la diferencia entre la formación académica teórica general conceptual y la formación empírica/práctica, que usa como método predominante la enseñanza demostrativa-experiencial y la  tradición oral en los talleres de pequeña y mediana producción. En términos de la producción artesanal pre-industrial la formación empírica (extra académica) se constituye en distintivo de la clase obrera, mientras la formación académica universitaria se instala como la manera directa de diferenciación y control social de las clases dominantes operativizado mediante los aparatos ideológicos del Estado[5].

 

 

“En otros términos, la escuela (y también otras instituciones del Estado, como la Iglesia, y otros aparatos como el Ejército) enseña las “habilidades” bajo formas que aseguran el sometimiento a la ideología dominante o el dominio de su “práctica”. Todos los agentes de la producción, la explotación y la represión, sin hablar de los “profesionales de la ideología” (Marx) deben estar “compenetrados” en tal o cual carácter con esta ideología para cumplir “concienzudamente “con sus tareas, sea de explotados (los proletarios), de explotadores (los capitalistas), de auxiliares de la explotación (los cuadros), de grandes sacerdotes de la ideología dominante (sus “funcionarios”), etcétera.”

 

L .Althousser

 

 

 

Demagógicamente y de manera mediática, estas brechas  sociales parecen estrecharse cuando en el discurso social se construyen tres tipos de formación profesional: Técnica/Profesional, Tecnológica/Profesional y Profesional Universitaria, reconociendo a las tres su carácter profesional, pero con el propósito fundamental de mantener una sociedad de clases determinada, correlacionada directamente con las respectivas capacidades de financiación de cada uno de dichos niveles de educación superior por parte de las tres clases en que se suele dividir la sociedad (Baja, media alta).

[1] Beck ,U . (2000)Retorno a la teoría de la sociedad del riesgo ..Boletín de la A.G.E Nº 30-2000,Pàgs 9-20 .Disponible en la web:  http://age.ieg.csic.es/boletin/30/01.pdf

 

[2] Manual para ser niño. Del tomo II de la colección Documentos de la misión, ciencia, educación y desarrollo: educación para el desarrollo.

 

[3] EM NAVARRO .ÉTICA DE LA PROFESIÓN: PROYECTO PERSONAL Y COMPROMISO DE CIUDADANÍA concepto de vocación profesional como proyecto personal de vida.Veritas.Vol I.N° 14(2006). dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2166516.pdf

 

[4] BALLESTER, L. (1999) Las Necesidades Sociales. Teorías y Conceptos.

 

[5]En un primer momento podemos observar que si existe un aparato (represivo) de Estado, existe una pluralidad de aparatos ideológicos de Estado. Suponiendo que ella exista, la unidad que constituye esta pluralidad de Aparatos Ideológicos  de Estado qué significa en un cuerpo, no es visible inmediatamente. En un segundo momento, podemos comprobar que mientras que el aparato (represivo) de Estado (unificado) pertenece enteramente al dominio público, la mayor parte de los aparatos ideológicos de Estado (en su aparente dispersión) provienen en cambio del dominio privado. Son privadas las Iglesias, los partidos, los sindicatos, las familias, algunas escuelas, la mayoría de los diarios, las familias, las instituciones culturales, etc. Ideología y aparatos ideológicos de Estado. Louis Althusser, 1969.http://blog.utp.edu.co/libroslibres/files/2010/09/Althusser-Louis-Ideolog%C3%ADa-Y-Aparatos-Ideol%C3%B3gicos-Del-Estado1.pdf

 

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Algunos Antecedentes de la Orientación Socio-Ocupacional en Colombia

 

 

Respecto a los modelos que actualmente se aplican en la Orientación Socio-Ocupacional en ámbito Distrital, se observa en la cultura de la ciudad en los sectores empresarial, la incidencia de dos modelos fundamentales mecanismos de la misma racionalidad estratégica-instrumental enfocada hacia el incremento de la empleabilidad y la productividad:

 

 

1.2.1  El Modelo Organizacional con énfasis en el desarrollo de Competencias hábitos y habilidades laborales generales, representado por el proyecto “Ubikate”[1]cofinanciado por la Secretaria de desarrollo Económico y operado por Maloka, apoyados en el Servicio Nacional para el empleo del SENA y el proyecto de apoyo a la educación de la cámara de comercio de Bogotá, que tiene como objetivo articular la educación con el sector empresarial mediante Jornadas de Orientación Vocacional y proyecto de vida, con la modalidad “Foro–Feria” en el mes de Noviembre del 2011, lanzó su proyecto “Da la talla” liderado por la Organización Empresarios por la educación”. En la misma línea y metodología la Secretaria de Educación de Bogotá coordina la estrategia “Alianza para la Educación superior”[2] de la dirección de Educación Media y Superior con instituciones de educación superior tipo técnico y tecnológico.

 

1.2.2  El Modelo Informacional, representado principalmente por el Ministerio de Educación Nacional con los proyectos: ¿Buscando carrera?[3] y los observatorios laborales del MEN y el SENA, que buscan que la población tome opciones educativas y laborales suficientemente documentadas y  acordes con las ofertas ocupacionales del momento.

 

 

1.2.3  La orientación Socio-Ocupacional como Instrumento de la Educación Media Especializada o Diversificada.

 

 

El trabajo de la orientación al interior de la educación formal surge como necesidad instrumental de apoyo a un sistema educativo que concibe la educación media, como el momento oportuno para establecer espacios pedagógicos para la especialización y/o diversificación, la eficiencia y la democracia (González, 2011)[4]. Dicho modelo de educación pensada como “Educación para el trabajo” discriminando áreas artísticas y/o deportivas, como si no fueran de hecho orientadas hacia el mundo laboral en oposición a la concepción clásica de educación media tradicional, en la que no existe una diferenciación marcada en los dos últimos grados del bachillerato académico, produciendo como resultado una deficiente formación en áreas tan fundamentales como la comunicación académica funcional (comprensión oral y escrita y la expresión oral y escrita) y el desarrollo del pensamiento matemático. Con esta pre- industrialización prematura de la escuela, surgen los conceptos de bachillerato técnico, bachillerato comercial (Secretariado y Contabilidad) y más adelante bachillerato artístico en varios países de Latinoamérica con infinidad de variantes, que en la práctica representan disminución de horas cátedra en áreas básicas para abrir este espacio a las áreas “técnicas vocacionales”. De allí surge la necesidad de generar instrumentos que faciliten el proceso industrial de “clasificar” a los estudiantes en las diferentes “modalidades” que ofrece cada institución educativa (acordes o no, con  los intereses de los estudiantes) concebidos de esta manera como una de las posibles proveedoras de mano de obra calificada (o por lo menos con cierto conocimiento básico) para el trabajo. Modalidades como la contabilidad, la mecanografía, la electricidad, el dibujo técnico, las técnicas agropecuarias e inclusive el trabajo social, deberían ser detectadas tempranamente como “Vocaciones” mediante instrumentos de tipo psicométrico. En algunas ocasiones, la especialización tuvo su correlación con las plantas físicas (aulas y laboratorios) diseñados de acuerdo con todo ese determinismo social, algunas veces ingenuo y hasta bien intencionado, que sostiene que el desarrollo económico del país debía comenzar desde las aulas de la educación media, sacrificando en muchas ocasiones las posibilidades de autodeterminación vocacional de los escolares.

 

Un segundo instrumento (además de las técnicas psicométricas) utilizado en la “Orientación Vocacional”, que realmente se termina transformando en orientación Socio-Ocupacional u Orientación laboral, aplicada en la transición de la educación media, son las tecnologías Informáticas Computacionales (TICs), aplicadas al diseño de bases de datos que facilitan el acceso la información sistematizada por observatorios laborales[5], sobre escalas salariales y porcentajes de profesionales empleados por cada sector y demás estadísticas útiles tanto para los empresarios como para los estudiantes y profesionales.

 

 

En algunos  colegios oficiales de Bogotá (Departamentos de Orientación y Asesoría Escolar), la temática de la orientación vocacional/profesional, en parte por herencia del modelo de orientación de la educación diversificada tipo INEM (Institutos Nacionales de Educación Media) en la cual la racionalidad que sustentaba la función de la orientación de la época era también de tipo instrumental en función de la clasificación psicotécnica de estudiantes en las llamadas modalidades educativas (Comercial, agropecuaria, académica, Industrial y social comunitaria)[6].

 

 

Actualmente, en algunos casos se asume que dicha temática corresponde exclusivamente al nivel de educación secundaria; racionalidad que no le encuentra un sentido a la temática en la educación básica y por lo tanto simplemente la evade, sustentado adicionalmente por las múltiples funciones que se adscriben al cargo principalmente aquellas relacionadas con la atención inmediata a las trece (13) alertas biopsicosociales[7] que se monitorean en el ámbito escolar y otro tipo de funciones administrativas que se les endilgan[8].

 

 

Por otra parte, la Orientación Vocacional/Profesional en el nivel de educación media anteriormente denominada “vocacional” (Ciclo V: Grados 10º y 11º) se encuentra un enfoque ecléctico mayoritariamente enfocado hacia el proceso individual de toma de decisiones con cierta incidencia psicotécnica (aplicación de alguna prueba psicométrica estandarizada o no), pálido reflejo de un modelo de tipo Organizacional que tiene como finalidad la evaluación de aptitudes académicas para determinados campos de estudio. Estas intervenciones se complementan con acciones generalizadas de tipo informacional, entre las que se encuentra la retroinformación de la prueba de Estado a que se aplica en el grado undécimo (Saber 11) y la organización o adhesión a las llamadas ferias de Universidades locales o distritales.

 

 

En otros casos, la temática “Orientación vocacional/Profesional” se articula o se diluye sin mayores claridades de criterios, en alguna de las versiones de “Proyecto de Vida”[9], como modelo integrador de temáticas y sub-proyectos transversales con marcado énfasis en el desarrollo Personal(Auto Imagen, Autoestima, Autorrealización) articulados en algunos casos con los proyectos de “Educación para la Sexualidad” (PES), el proyecto de “Convivencia, Democracia y Derechos Humanos”, el proyecto de “Servicio Social Obligatorio”   y la cátedra de Ética y valores.

 

Sin embargo, en otros colegios, se asume la temática de la Orientación Vocacional/Profesional en el nivel de secundaria con gran compromiso por parte de los profesionales de la orientación a los que se les “permite” ocuparse de este tema desde proyectos tales como el del servicio social y acciones generalizadas como la planeación e implementación de direcciones de grupo, la retroinformación del desempeño académico (Pruebas saber/ICFES ) y visitas e invitaciones a todo tipo de instituciones de Educación superior.

[1]http://noticias.universia.net.co/vida-universitaria/noticia/2010/06/02/452848/ubikate-nuevo-programa-corporacion-maloka.html

[2]http://www.youtube.com/watch?v=gDlQyDf6X7s

 

[3]http://www.colombiaaprende.edu.co/html/estudiantesuperior/1608/propertyvalue-40000.html

[4]En este ir y venir de acontecimientos, la criatura nace en 19 Institutos de Educación Media Diversificada -INEM-, distribuidos en las principales ciudades del país. Al decir del profesor Alberto Martínez Boom  (1994, 130) “los INEM constituyen, al lado del SENA, uno de los casos más importantes de transferencia durante la década del sesenta. Transferencia, en tanto que su diseño obedeció al modelo ofrecido por las escuelas comprensivas americanas”. Los INEM buscaron constituirse en “centro de demostración”, para apoyar una reforma educativa en el país, cuyos pilares fundamentales estaban en la especialización, la eficiencia y la democracia. En lo concerniente a la orientación vocacional, se esbozaba como una preliminar ventaja que los servicios de orientación y consejería podían ser creados en estas escuelas con la esperanza de que una vez conocido el valor de los mismos, otras escuelas los incluirán también”. De acuerdo con los estudios del profesor Víctor Manuel Gómez (1995, 54-66): el proceso de Orientación Vocacional fue tomando corporeidad al ser organizado en tres ciclos secuenciales, que contaban  con horas específicas dentro de la llamada carga académica: Exploración Vocacional y Elección en los grados 6º  y 7º, Iniciación Vocacional en los grados 8º y 9º y Orientación Profesional en 10º y 11º.González José I. Del registro civil de la Orientación Vocacional.  Revista Orientación y Desarrollo Humano. Nov. 2011

[5]http://www.graduadoscolombia.edu.co/html/1732/channel.html

 

[6]Orígenes Orientación Escolar Colombia. Entrevista a Ana Lourdes Varela. INEM de Kennedy.http://www.youtube.com/watch?v=jj_nGJ-3c7w&noredirect=1

 

 

[7]ASI,ESI, Bajo Rendimiento Académico, conductas des-adaptativas del desarrollo (Conducta suicida, Conductas adictivas, Disfunciones alimentarias),Conflicto Intra-escolar, Explotación Laboral en menores, Violencia doméstica, Malnutrición,

[8] Entrevista a Elizabeth González de Rojas (Orientadora).Disponible en   http://www.youtube.com/watch?v=RkCScaY3PRg

[9] Jóvenes Construyendo Su  Proyecto de Vida. Entrevista a Inés Pardo (Orientadora).http://www.youtube.com/watch?v=YSMhSy3NYzw&feature=related

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario